Esta semana se dio un suceso histórico en México: se aprobó y promulgó la Ley para Regular Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como Ley Fintech. Para nosotros es muy importante compartir con nuestros usuarios y la comunidad la magnitud de este suceso, y cómo te impactará como usuario de Bitso.

Hemos recibido varias preguntas a través de nuestras redes sociales a partir de la aprobación de la Ley. Algunas de ellas sobre la operación de la plataforma, otras relacionadas con temas fiscales, y algunas otras de protección al consumidor. La idea es contestar las preguntas más frecuentes que nos hemos encontrado a través de este post.

Antes de entrar en temas específicos quisiera hablar de la Ley en términos generales. La idea de crear una ley para el sector Fintech nace de un viaje que realiza la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a San Francisco en 2016. En ese viaje se reúne la comitiva de SHCP con Fintechs y aceleradoras de crowdfunding, criptomonedas, y pagos del Bay Area. Al regresar de ese viaje, la SHCP convocó a un grupo de empresas mexicanas del sector Fintech, incluyendo a Bitso, para escuchar las inquietudes. El resultado de dicha reunión, casi tres años después, es la Ley Fintech.

La iniciativa de Ley es un intento para proteger una industria naciente y delinear las reglas del juego. Es una Ley perfectible, pero a diferencia de las reacciones regulatorias prohibitivas que se han dado en otros países, en México es ahora una actividad legalmente permitida. Es una Ley que le da certeza a las empresas del sector, brinda garantías al usuario, y permite que las Fintech compitan en el sector financiero.

Esta Ley, es la primera regulación sui generis o de su propio género para crowdfunding, e-money, y criptomonedas en el mundo. En otros países se han hecho adecuaciones a la regulación existente (Gibraltar, EUA, Japón, etc.) pero nunca se había creado un cuerpo legal específico para el sector. De hecho, pocos países le han dado un reconocimiento formal a las criptomonedas como medio de pago.

El proceso fue largo pero el 5 de diciembre de 2017 se aprobó por unanimidad con 120 votos a favor en el Senado la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera- Ley Fintech. Posteriormente, fue turnada para su revisión a la Cámara de Diputados donde se aprobó con sólo 3 votos en contra. Esto habla del consenso sobre la necesidad de proteger a esta industria.

Como todas las regulaciones, existe un beneficio pero también un costo. A continuación respondemos a las preguntas más comunes y explicamos los puntos que se consideran más relevantes de la Ley, así como sus efectos para ustedes como usuarios de Bitso.

¿Qué es la Ley Fintech y en qué parte se regulan las criptomonedas?

La Ley incluye tres figuras y en dos se toca el tema de criptomonedas. La primera, es en la modalidad de crowdfunding o instituciones de financiamiento colectivo. La segunda, es la de Institución de Fondo de Pago Electrónico (IFPE). Las actividades que realiza Bitso caen en la segunda.

Como usuario de Bitso, ¿en qué me beneficia o perjudica la Ley?

La Ley otorga una serie de beneficios a los usuarios de Bitso. Algunos de gran relevancia son:

  • Los fondos pueden quedarse en pesos en la plataforma por tiempo indeterminadoAnteriormente el usuario tenía un máximo de 24 horas para realizar una operación o retirar los fondos.
  • Separación de fondos obligatoria. Consiste en separar los fondos de la tesorería de Bitso de los de los usuarios. Aunque Bitso ya lo hace, esta práctica será obligatoria para toda la industria dándole mayor protección a los usuarios.
  • Disponibilidad de fondos. Se refiere a la obligación de un exchange de permitir disponer a los usuarios de sus fondos en todo momento. Bitso ya lo hace pero ahora será obligatorio para todos en la industria.
  • Registro de movimientos por cliente y saldos. Como usuario de Bitso, ahora podrás tener un estado de cuenta.
  • Estándares de ciberseguridad. La CNBV hará una auditoría de nuestras prácticas de ciberseguridad y las de otras empresas del sector. Esto provee a los usuarios de mayores garantías respecto a la calidad de la seguridad de las plataformas en el mercado.
  • Designación de beneficiarios. La Ley te permitirá expresamente designar beneficiarios de tu cuenta. En el caso en que el usuario no designe un beneficiario se entregará conforme a la legislación común (como lo haría un banco).
  • Mayor gama de servicios. Antes de la Ley muchas empresas Fintech, incluyendo a Bitso, no tenían certidumbre sobre la legalidad de ciertos servicios. La Ley es explícita en este sentido y permite a Bitso ofrecer productos como: Bitso Transfer®, Tarjeta Bitso® , Bitso® CashBitso® Remesas, Nvio Bitso®. Si quisieras saber más sobre estos haz click aquí.
  • Acceso a la CONDUSEF. Ahora la CONDUSEF protegerá a los usuarios de Bitso y del sector de criptomonedas.

¿Me van a retener impuestos?

Hasta el momento la Ley Fintech no estipula ningún cambio a la legislación fiscal. Sin embargo, existen ordenamientos jurídicos vigentes que podrían aplicar a las transacciones dentro de la plataforma de Bitso. Por la falta de claridad al respecto, Bitso no emite recomendaciones fiscales y sugiere que los usuarios se asesoren con un experto en el tema.

Es importante mencionar que Bitso ha estado pendiente de las mejores prácticas internacionales para el tratamiento fiscal de las actividades que realiza, y hemos buscado que el regulador las adopte. En un futuro cercano tendremos que pelear por una regla fiscal que sea adecuada al funcionamiento del sector.

Por ahora Bitso seguirá operando sin cambios en sus prácticas fiscales.

¿Cuál es la posición de Bitso respecto a la Ley?

Bitso siempre ha tenido las mejores prácticas en sus operaciones y actividades de negocio. Sin embargo, al no existir reglas del juego, el consumidor se encontraba expuesto a fintechs que no operaban bajo los más altos estándares de calidad. Creemos que tener certeza jurídica beneficia a las empresas así como a los usuarios de esta comunidad.

Debido a la falta de claridad legal, durante los últimos 3 años de operación, Bitso en perjuicio de los productos que ofrece, ha tenido que hacer ajustes en su operación (como el límite de 24 horas para dejar pesos en la cuenta), o evitar sacar productos al público en general (como envíos internacionales), por la falta de claridad legal. Esta Ley nos da la posibilidad y nos obliga a brindar un mejor servicio y eleva los estándares de la industria en beneficio del consumidor.

Bitso buscó que la Ley tuviera los siguientes principios:

  • Una Ley flexible, que pueda adaptarse a las necesidades y cambios en la industria
  • Que se regulara la actividad (exchange) y no la tecnología (criptomonedas)
  • Una regulación que mitigue riesgos para el sistema financiero
  • Una regulación ligera que permita la innovación
  • Un marco regulatorio que establezca lineamientos en prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo
  • Una ley que establezca un estándar mínimo de calidad para las empresas del sector

Creemos que la Ley FinTech tendrá beneficios para el país, entre los cuales se incluyen:

· Incremento en bancarización y decremento en sub bancarización

· Disminución hasta en 90% en el costo de envío y recepción de remesas

· Digitalización del efectivo, lo cual podría tener un impacto en el incremento de la economía formal

· Incorporación a la economía digital

Todas las leyes son perfectibles. En este caso el artículo 30 de la Ley Fintech fue especialmente polémico en las discusiones de la Ley. En este artículo se señala que “Las ITF solo podrán operar con los activos virtuales que sean determinados por el Banco de México mediante disposiciones de carácter general”. Esto quiere decir que los exchanges registrados solo podrán operar con estas criptos autorizadas.

Las criptos que no se encuentren dentro de esta lista serán consideradas “actividad vulnerable”. Esto implica una carga regulatoria altísima, desincentivando la operación con estas criptos.

Bitso, en sintonía con mejores prácticas internacionales, como las recomendadas por centros especializados en criptomonedas como Coincenterse opuso desde un principio a esto. Ahora habrá que colaborar con las autoridades para generar criterios prudentes para elaborar la lista que emitirá Banxico.

¿Qué sigue?

Las disposiciones generales definirán el éxito o fracaso de esta Ley. Por lo tanto, trabajaremos de la mano de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Banco de México y Secretaría de Hacienda y Crédito Público para la redacción de la regulación secundaria, la cual establecerá de manera clara los lineamientos específicos mediante los cuales las IFT operarán los límites de operación entre otros. Una regulación secundaria que no permita la operación de las IFT podría afectar el desarrollo de las Fintechs y por lo tanto la inclusión financiera en México.

Es imposible discutir un avances jurídico de esta magnitud en un blog post. Éste es un primer intento para establecer una comunicación constante con nuestros usuarios e informarles oportunamente sobre los avances regulatorios en los próximos meses. Nos gustaría cerrar filas con todos en la comunidad para generar aportaciones valiosas en este proceso regulatorio. Por favor continua compartiendo con nosotros tus opiniones e ideas sobre este tema en las redes de Bitso con el hashtag #LeyFintechMx o sobre este mismo post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *