Para Ian de la Garza –CEO de Finsolar–, este levantamiento de capital es resultado del esfuerzo conjunto de sus integrantes: “Nuestro equipo ejecutivo tiene más de doce años de experiencia en el sector de energías renovables y, aunados al diseño de una ingeniería financiera y tecnológica aplicada a la independencia energética de las empresas, nos permite ofrecer modelos integrales innovadores y una propuesta de valor única en el mercado: estructuras de financiamiento que permiten a las empresas un bajo costo de energías limpias, cero costo de capital, sin costos de instalación, mantenimiento y operación, y plazos atractivos que van de cinco a treinta años, algo actualmente inusual en el mercado”.

Fundada en 2019, Finsolar es una solución que ofrece el desarrollo de proyectos de generación energética a nivel industrial y comercial en México, brindando una estructura de financiamiento que permite a las empresas un costo más bajo mediante energías limpias.

Esta empresa mexicana –conformada a su vez por empresas y personas líderes en la industria–, ofrece consultoría, distribución, desarrollo de proyectos y financiamiento en el sector energético, especializados en energía solar. Sus servicios están dirigidos a industrias y comercios que buscan independencia energética a través del financiamiento de paneles solares, utilizando una plataforma digital de gestión de energía sin inversión y sin afectar su flujo de capital (PPA, Power Purchase Agreement, ‘Contrato de compra-venta de energía’, por sus siglas en inglés). Sus modelos están diseñados para empresas rentables, con altos costos energéticos y suficiente espacio en el techo para la implementación de los paneles solares.

Finsolar provee una infraestructura generadora de energía solar que permite una reducción significativa en los gastos de consumo, poniendo al alcance de las empresas de cualquier giro no sólo ahorros significativos, sino un enfoque social y en energías limpias y sostenibles, a mediano y largo plazos.

Su modelo innovador incluye la instalación, operación, monitoreo y mantenimiento de los activos, durante plazos que van desde cinco a treinta años, con un costo de capital cero para el contratante. Un ejemplo reciente de éxito de este modelo, es una empresa manufacturera situada en la Ciudad de México, que tendrá un ahorro mensual inicial superior a 40% en sus gastos energéticos.

Otro beneficio del modelo de Finsolar es que en sus contratos está contemplada la posibilidad de cambios legislativos e incrementos en tarifas energéticas, y permiten garantizar un ahorro sostenido durante el plazo que abarque el contrato.

Además, Finsolar destina entre 5% y 10% a donaciones de energía a comunidades o colaboradores –a elección de cada empresa–, con lo que permite a cada cliente proyectar un enfoque social; en este mismo sentido, con Finsolar las empresas obtienen el doble del valor en huella de carbono sobre radiación solar, duplicando también el beneficio.

La empresa cuenta con capacidad para llegar a toda la República Mexicana y –gracias a un plan cuidadosamente diseñado–, actualmente buscan enfocarse en empresas de mediano y gran tamaño en estados como Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Querétaro y San Luis Potosí.

Por Juan Carlos

Periodista enfocado a TICs desde hace más de una década. Investigando ando UNAM, DGTICS

Deja un comentario