CIUDAD DE MÉXICO. 15 de febrero de 2022.- La digitalización y adopción de métodos de pago sin contacto y sin efectivo, impulsaron un crecimiento del 72% en el volumen procesado por Adyen durante el segundo semestre del 2021 (H2 2021), con un total de 300 mil millones de euros procesados en el periodo.

En su reporte de crecimiento del H2 2021, Adyen reportó ingresos netos por 556.5 millones de euros, cifra 47% mayor al mismo periodo del año previo.

Además, la firma reporta un flujo operativo (EBITDA) de 357.3 millones de euros, 51% mayor al del 2021, con un margen de 64%.

En cuanto al año completo se refiere, Adyen registra un crecimiento de 70% en volumen procesado (516 mil millones de euros); ingresos netos por mil millones de euros (46% mayor a 2020) y EBITDA de 630 millones que representa un aumento de 57% frente al año previo.

Estos resultados, de acuerdo con Adyen, se vieron impulsados principalmente por la creciente demanda de métodos de pago ‘sin efectivo’ por parte de los usuarios, generando una progresiva desaparición del cash en las transacciones, así como una mayor democratización en el acceso a soluciones digitales. 

Otro factor relevante para el crecimiento en la compañía sigue siendo, como en años anteriores, el incremento en el tamaño del comercio electrónico a nivel mundial y local, que en México fue de 27% de acuerdo con el más reciente estudio de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO).

“En América Latina y en México, la digitalización ha generado un importante aumento en la baraja de opciones en cuanto a métodos de pago. El año pasado, jugamos un rol fundamental en la misión de ayudar a los comerciantes a generar un cambio digital al interior de sus compañías, implementando soluciones cada vez más innovadoras, lo que posiciona a Adyen como un aliado para optimizar sus operaciones, lograr beneficios sustanciales y mejorar sus experiencias”, indica Erick McKinney, Country Manager de Adyen México.

“La digitalización ha dado como resultado que los nuevos métodos de pago ganen participación rápidamente. En 2021 pudimos ayudar a los comercios a implementar de inmediato estos nuevos métodos de pago y vimos un aumento sustancial en las transacciones sin contacto. México está experimentando la misma tendencia que el resto de la región, y creemos que los consumidores no volverán a los métodos de pago tradicionales. Como en cualquier entorno de disrupción, nuestra rápida tasa de innovación nos ayuda a posicionarnos como el socio predilecto para los comerciantes para implementar esa tecnología”, considera Davi Strazza, presidente de Adyen para Latinoamérica.

Entre otros aspectos a destacar en el semestre se encuentra la inversión en infraestructura de contratación con dos nuevos centros tecnológicos en Madrid y Chicago, lo que incrementó el equipo a 2,181 FTE (promedio equivalente a tiempo completo) con un enfoque continuo en escalar la cultura empresarial de Adyen.

Deja un comentario