Vehículos autónomos y drones, cambiando la cadena de suministro

La crisis del COVID-19 ha causado un enorme aumento en la demanda de alimentos, artículos domésticos e incluso suministros médicos vía e-commerce a nivel mundial,  lo que ha ejercido una increíble presión sobre las cadenas de suministro y en las infraestructuras de entrega existentes de muchas empresas. 

En un informe publicado en enero pasado sobre «El futuro del ecosistema de la última milla»,  el Foro Económico Mundial anticipaba que la demanda de entregas de última milla crecería 78% a nivel mundial para 2030. Sin embargo, y dado el contexto que vivimos actualmente, ese crecimiento podría acelerarse. 

Además, la penetración y adopción de nuevas tecnologías se ha acelerado gracias a este impulso que está experimentando el mercado de soluciones digitales, empujado por el entorno actual. 

Ante este escenario, la tecnología juega un papel estratégico para aquellas empresas que quieran asegurar entregas de paquetes en la última milla de forma eficiente y segura, tanto para sus colaboradores (repartidores), como para sus clientes finales. A continuación enlistamos 3 soluciones que muchas empresas en el mundo ya están implementando para resolver la logística de última milla en tiempos de COVID-19:

  • Lockers inteligentes

Hoy los compradores en línea pueden recibir sus paquetes de forma automática y segura en un locker inteligente cercano a su hogar. Esta solución es muy común es países como China o Estados Unidos; en el caso de México, existe Lok, empresa que está mejorando la experiencia de comprar en línea a través de la primera red de lockers inteligentes en el país. 

Así, con esta solución es posible garantizar entregas más seguras y automatizadas, al reducir drásticamente el contacto entre personas, en un contexto complejo como el que vivimos a causa del COVID-19.  

  • Drones

Desde hace unos años se habla del potencial de los drones para mejorar la logística y las entregas de última milla, pero es ahora cuando su uso podría extenderse en todo el mundo para realizar entregas seguras de alimentos, medicamentos o material médico, brindar información sobre la movilidad de las personas e incluso para detectar posibles casos de COVID-19. 

Por ejemplo, la Universidad del Sur de Australia está trabajando con Draganfly, una empresa de tecnología de drones, para desarrollar un dron que estará equipado con un sensor especializado y un sistema de visión computarizada capaz de monitorear los posibles síntomas de personas en lugares concurridos. 

  • Vehículos autónomos

Otra solución para satisfacer la creciente necesidad de los clientes por comprar productos en línea, son los vehículos de entrega autónomos. De hecho, para 2030, se estima que la circulación de estos vehículos aumentará 36% en las 100 ciudades más importantes del mundo.

Durante la emergencia por COVID-19 en China, varios proveedores, entre ellos JD.com y Meituan Dianping, aceleraron la adopción de vehículos autónomos para poner en marcha servicios de entrega sin contacto que distribuyeran comestibles y suministros médicos.

Sin duda, la crisis causada por el COVID-19 ha transformado la forma de consumir de las personas, quienes requieren servicios cada vez más personalizados. Por ello, ahora más que nunca, las empresas necesitan soluciones tecnológicas que les permitan adaptar su negocio a esta nueva realidad y así satisfacer las necesidades de sus clientes, a través de procesos seguros y eficientes.

Por Juan Carlos

Periodista enfocado a TICs desde hace más de una década. Investigando ando UNAM, DGTICS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: