¿Cómo invertir en Bitcoin?

El supuesto Sr Nakamoto decidió, por tanto, darle una lección al sistema bancario usando esta seguridad como el dinero en sí mismo. Crear una cryptomoneda, pero esta vez de todo lo opuesto a lo que conocemos como un banco, el mismo principio capitalista, pero con la opción de poder usarla usuario a usuario, de persona a persona o como se conoce en el mundo de tecnología P2P

Después del pago de la primera pizza en Bitcoins, el mundo cambio a uno capitalista, no preparado para los Ciberpunks.

Esta tecnología está en el gap de la confianza, grandes bases de datos podrían ser almacenadas en bajo este principio y aplicarse a un costumer relationship management o (CRM por sus siglas en ingles), por ejemplo.

De modo que podemos considerar que habría otros intereses empresariales apostados a la tecnología del Blockchain.

Hablando de inversión

En México hay oportunidad de invertir en distintas cryptomonedas, el Bitcoin está sólo basado en su popularidad, nada más. Pero no todas ellas, muchas son empresas que dividen sus “acciones” en cryptoactivos en lugar de una bolsa de valores convencional, o bien como una empresa.

Si te interesa el bitcoin (BTC) como cryptomoneda para invertir, puedes comprar fracciones o uno completo en diversas Wallets, (billeteras electrónicas), donde se almacenan tus Bitcoins, o cualquier otra moneda que desees comerciar). Una de las mejores, la más pública y una de las que se ha subido al ring de los medios es Bitso, una empresa nacida en México y con ideas y personas mexicanas y de hecho una de las mejores. Con un reto enorme en su panorama ya que deberá homologarse en algún momento en reglamentos en el sistema bancario, así lo anuncia la nueva Leyfintech aprobada por el senado este diciembre, pero mientras tanto Bitso puede ser la opción más rápida para no desaprovechar oportunidades de inversión.

Hablemos de meterle dinero al dinero.

EL simple hecho de comprar alguna cryptomonea de menor valor te da el poder de la oferta y demanda para comenzar a hacer “trading”.

Si una moneda baja, la cambias por una que suba y viceversa, es estar al pendiente del comportamiento y no es tan impredecible, aunque nadie puede a largo plazo saber qué va pasar con el valor de Bitcoin; que de tener un final escandaloso, destruiría la confianza en el resto de las monedas virtuales.

Hay más de mil quinientas monedas a elegir y no todas están respaldadas por sí mismas, o por oferta y demanda. Algunas, sustentan su valor en un startup, como una acción, incluso hay una cryptomoneda llamada CannabisCoin (CANN) que está desarrollada para la industria del cannabis, recordemos que en Estados Unidos la Banca no procesa pagos ni inversiones de quienes legalmente trabajan en la industria de la mariguana. De este modo hay una presión más para introducirlos a la banca formal.

El Ethereum (ETH), está sustentado ¾ de su valor en Bitcoin, y de cierto modo tiene “respaldo” …y si parece complicado, sigue leyendo.

Hay otras monedas que proponen situaciones más visionarias, como el IOTA (MIOTA) o la moneda del “internet de las cosas” (IoT) “the internet of things”, ¿recuerdan que compraron aquel refrigerador con internet en el buen fin?

Bien, pues la industria piensa que en algún punto habrá una necesidad tan alta de administrar cosas electrónicas que será el propio refrigerador quien tome la decisión y pague la leche con cryptomonedas, con IOTA para ser exactos, tal como lo haría el dispositivo para el pago de las autopistas y peajes.

SI creen que ya llegaron a esa parte de la invención y lo ven como en “Minority Report”, no tan rápido! IOTA interactuaría tanto con las máquinas que crearía un nuevo tipo de economía, basado en Inteligencia Artificial (#IA) y manejado en una cryptmoneda.

Regresando al activo como tal, si deseas aventurarte en la inversión y crees que Bitcoin es demasiado alto para tu gusto, puedes optar por Ripple (XRP) que es de las más accesibles por unidad y que se espera lleguen a cotizar muy alto. Ripple es una cryptomoneda basada en la cadena de bloques Blockchain y tiene respaldo de empresas muy conocidas como Accenture, Google Ventureso Satander, es parte de la segunda generación de cryptomonedas y es importante saber por que existen ya que también constituyen oportunidad a largo plazo.

De modo que; ni la burbuja de Bitcoin sería lo último que escucharíamos de las Cryptomonedas. Las instituciones financieras tradicionales que compiten en productos de colocación y captación podrían volverse más y más digitales con el tiempo y esa ruta indudablemente ya está trazada desde que le regalaron al mundo el BlockChain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *