#Elecciones2018

Primera Parte

Por: Juan Carlos García

Contexto tecnológico

Desde que la generación millenial está llevando la forma del discurso político en México algunos gobiernos locales y también el federal han vuelto su mirada en la tecnología como potenciador, pero sólo en el contexto de promoción, nada de fondo. Palabras como: disrupción o emprendedurismo se han puesto de moda, en las elecciones de este año, no esperabamos menos que alguna propuesta en este sentido que ayudara al menos en teoría a atenuar los problemas que el país enfrenta.

La pregunta es; ¿Por qué nuestros candidatos y gobrnantes parecen tan lejanos a los cambios en Tecnología?

Podemos discutir las reformas, para bien o para mal, pero ¿cómo sabemos que tan modernos somos si las propias instituciones del país son arcaicas?

Recuerdo en 2007, los temas empresariales en el sector de tecnologías de información y sobretodo la dirección, el CIO, (supuesto motor de la innovación al interior de la empresa o Chief Information Officer, por sus siglas en Ingles), casi en general, eran las de la creación de estándares en ERP (Enterprice Resourse Palnning por sus siglas), CRM (Costummer Relationship Management) y gestiones documentales que promovían el “paperless”, hablamos de diéz años a tras.

En el sector gobierno la cosa no estaba mejor, muchos ni siquiera tenían contemplado un modelo de GRP  (Govermment Resourse planning) un sistema modular de Software que hace la gestión y comunicación entre módulos institucionales, o incluso entre organismos, mejora los procesos gobernamentales, pero que pocos usan y están realmente limitados por no ir con políticas de la mano y basicamente un vacio de management, lo que realmente limita el uso de esta herramienta.

Es decir; no podían cambiar casi nada de lo que al interior de la empresa  o gobierno,  sólo hacerse cargo de procesos de misión crítica, mientras que la conectividad y las comunicaciones unificadas comenzaban a volverse estándares.

Y en la práctica la tecnología no ha sido vista por ningún gobierno como potencializador o comodín para echar andar las políticas públicas. Aunque hay que reconocer que los juicios orales y la posibilidad de verlos remotamente sí fueron un proyecto de gran envergadura a nivel IT en el gobierno, hasta ese momento, la unica limitante era que todo era interno.

Y en las elecciones actuales

En estos días de campaas políticas, grupos de interés dedicados al #blockchain y las nuevas plataformas como Talent Land han ayudado a promover con los gobiernos la idea de usarlo.

Yolanda Martínez Mancilla, coordinadora de la Estrategia Digital Nacional

Muchos particulares, interesados, han propuesto una y otra vez al sistema para transparentar finanzas institucionales. Recientemente Yolanda Martínez Mancilla, coordinadora de la Estrategia Digital Nacional, tomó el estandarte del blockchain durante una de sus conferencias en #TalentLand 2018 y de hecho, también el gobierno de Zapopan escuchó, al menos en teoría, sobre los proyectos de blockchain para gobierno como lo confirmaría en Campus Party 2017 Rodrigo Herrera Amaya, Director de Innovación de Zapopan.

Desde otro ángulo, literalmente

Desde el aire, la tecnología está ayudando enormemente al gobierno aunque no hay provecho real de los alcances. En 2016 el municipio de los Cabos Baja Californiana usó drones con tecnología LIDAR (Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging), para levantar el registro catastral y digitalizar la recaudación fiscal… del futuro?

Realmente lo que hace falta a nuestros gobernantes y hablando de los candidatos es una visión integral de la tecnología, quizá la falta de conocimiento en ese sentido haga que prefieran complicar más las leyes.

¿Qué onda con Ricardo Anaya?

Básicamente la propuesta que hizo pública es su web en un comunicado de prensa es esta:

“En primer lugar, propuso crear un nuevo sistema de fiscalización de dinero en la política, que sancione el uso de recursos de procedencia ilícita, el rebase de topes de campaña y permita dar seguimiento al dinero con herramientas de inteligencia financiera en todo tiempo, y no solo acotado a los tiempos electorales.

Segundo, eliminar el uso de dinero en efectivo, en los tres órdenes de gobierno, para que todo pago se realice a través del sistema financiero.

Tercero, crear una plataforma virtual portátil que permita seguir los recursos públicos permanentemente, además de incorporar la tecnología blockchain, lo que facilitará a la ciudadanía conocer la asignación, el uso y el destino de los recursos que aporta al erario público”

Sinembargo, sabemos que ningún lenguaje de programación hasta hoy ha sido estándar en los libros contables de gobiernos, Solidity es uno de los lenguajes de programación que más se conocen y quiza unno de los más confiables, tiene más de nueve años en desarrollo y es capaz de crear “contratos inteligentes” que ayudarían incluso más a crear modulos fiscales dentro del sistema de finanzas del gobierno, que Anaya plantea. De ahí a confiarle todo el sistema financiero de un estado parece algo lejano.

Al momento de escribir este artículo, me pregunto si ¿peco de ostentoso? al poner en ese plano el desarrollo tecnológico del país y su importancia realmpara el país.

Pero, investigando un poco, me encuentro con la nota de @gchaviles que publicó el Lunes 23 de abril de 2018 donde desde el título marca la tendencia:

“CANDIDATOS TECNOLÓGICOS Y EMPRENDEDORES PERO SIN BRÚJULA”

Por: Gabriela  Chavez (fracmento)

“Cuatro de los cinco candidatos a la presidencia de México listan en sus plataformas el apoyo a la tecnología, a la ciencia, al emprendimiento y mencionan que es importante que México se inserte en la economía de la información y el conocimiento; sin embargo, poco es el detalle en torno a las propuestas y a cómo planean llevar a cabo sus planes.” Dice la nota.

https://expansion.mx/tecnologia/2018/04/22/candidatos-tecnologicos-y-emprendedores-pero-sin-brujula

 

¿Qué podemos esperar?

Estamos en la evolución de los procesos electorales y desde la campaña de Barack Obama no se habían relacionado tanto los temas, hablando en medios, pero tampoco ningún gobierno ha hecho cambios disruptivos en la manera en que usa la tecnología, quizá estamos a la espera de un candidato que pueda crear mecanismos para hacer real una promesa de campaña basada en tecnología. Anaya por ahora está un poco adelantado, pensando que quiza de cualquier modo no sea necesario si no ganase.