CEO de WeWork obliga a permanecer abiertos tras perdidas millonarias